“Yo tengo un sueño”

Reflexiones Slider

Un 28 de agosto como hoy pero en el año 1963 en una marcha en favor de los derechos civiles incumplidos e infligidos sistemáticamente en Washington, se produjo una de las movilizaciones más grandes e impactantes.

En esa ocasión Martín Luther King pronunció una de las frases más bellas e inspiradoras en un discurso político: “Yo tengo un sueño”. Esas son las cuatro palabras que encabezaron cada párrafo donde invocó la convivencia, el respeto, y clamó por el pluralismo.

Fue un discurso que trazó horizontes mucho más allá del presente que lo tenía como actor fundamental.

Fueron palabras potentes de un líder que insufló ánimo y convencimiento para el logro de ideales superiores basados en los valores más altos de igualdad, inclusión y solidaridad. Palabras firmes que adelantaban el futuro y empoderaban a la gente.

Fue sin violencia, sostenido en la defensa de la dignidad a su etnia, en la fe en el hombre, en el amor fraterno.

Yo tengo un sueño trascendió los tiempos y las fronteras, y sigue vigente como en aquel entonces. Es una frase bella y profundamente docente que debemos hacer propia cada día y compartirla, pues hay mucho aún por crear, por lograr y por hacer fundamentalmente en forma compartida.


Por Claudio Avruj
Director de Optimism

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentario
Ver todos los comentarios