María Julia Oliván y un podcast donde acompaña a otras mamás de niños con autismo

Diversidad Slider costado

“Chat de mamis” es el nuevo proyecto de la periodista donde pone en común experiencias e inquietudes junto a otras madres y especialistas. 

Desde hace tiempo, a través de su cuenta de Instagram, María Julia Oliván cuenta sus vivencias junto a Antonio, su hijo diagnosticado con autismo. La periodista, que decidió alejarse de los medios para dedicarse plenamente a la crianza de su hijo, ahora se embarca en un nuevo proyecto: “Chat de mamis”, un podcast donde habla con otras mamás y especialistas sobre el tema.

En esta propuesta cuenta en primera persona su experiencia siendo mamá de Antonio, pero al mismo tiempo es un espacio de encuentro entre padres, “un lugar de consulta a los mejores y más variados especialistas en autismo de la Argentina y el mundo”, lo presenta.

“Aquí encontrarás a una mamá a corazón abierto, sus miedos y luchas para seguir siendo la periodista que fue y su aprendizaje para ser la mejor madre para potenciar a su niño”, describe.

Los capítulos, además se pueden encontrar por escrito en su sitio: borderperiodismo.com

Luego de contar que tenía su hijo con autismo, se le acercaron muchas madres con todo tipo de inquietudes, y después de cuatro años de compartir “informalmente” su experiencia, creó este podcast, donde canaliza todo su conocimiento sobre el tema.

“Hace cuatro años que hablo todas las semanas con personas que no conozco. Chateo o llamo. Porque necesitamos una escucha y una especie de orientación sin pelos en la lengua. El psiquiatra se cuida de decirte la palabra autismo, el otro se cuida de escribirlo en un papel, el médico no te habla del futuro porque nadie sabe el futuro”, explicó.

Y agregó: “Desgasté mucha energía hablando con padres, mi marido me criticaba y mi psicóloga también. Me decían que me tenía que concentrar en estar bien yo, porque me ponía mal por los problemas de los demás. De ahí surge la idea de hacer el podcast “chat de mamis”, para contar mi experiencia desde el lugar de madre”.

Para la periodista el vínculo con un hijo con autismo “es hermoso”. “Los chicos con autismo quieren comunicarse con sus padres, muchos no pueden hacerlo con palabras y otros tienen palabras, pero no hablan con fluidez. Entonces, hay que ser un poco detective del niño para entender cómo entrar en esa convocatoria. Empezás menos veinte, porque lo primero que tenés que lograr es algo tan básico como que tu hijo te mire”, detalla.

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentario
Ver todos los comentarios