Marcelo Polakoff: “Tenemos que estar del lado de aquellas tradiciones religiosas que apostamos a los puentes y no a las grietas”

Diversidad Slider

POR SEBASTIÁN SAAVEDRA

Según el diccionario la palabra grieta siempre refiere a una abertura, a una herida, a algo que hay que reconstruir. Y si se habla de construir es complicado hacerlo con un cimiento que se origine en una grieta. El rabino Marcelo Polakoff, lejos de cualquier tipo de grieta, construye desde el Comipaz (Comité Interreligioso por la Paz) una comunión con otras religiones a la hora de tomar las mejores decisiones ante las situaciones de adversidad, donde la creencia debe hacer pata ancha. Una interesantísima charla con Optimism para comprender de qué trata este comité, y la explicación de por qué es más fácil construir desde la unión que desde la separación.

-¿Querés contarnos un poco qué es lo que realizan en Comipaz?
Desde 1998 en la provincia de Córdoba se armó un comité avalado por las organizaciones de cada central religiosa. El Arzobispo define algún obispo, el Centro Israelita el rabino, también la mezquita la Sociedad Islámica, y el mundo evangélico. Esta mesa tiene 25 años y ha tomado mucha relevancia tanto en Córdoba como a nivel nacional. “Religions for peace”, el movimiento principal del mundo, tomó a Comipaz como su sede en Argentina.

El Ministerio de Culto de la Nación nos llamó para dar también una capacitación de cómo formar comités similares en otros lugares de Argentina. En lo personal, estoy desde el 2002, y esta estructura nos permite tener muchos proyectos que tienen un largo período de realización. Hace 15 años tenemos con el Ministerio de Educación un acuerdo por el cual jóvenes de cuarto año de la secundaria hacen una visita a varias escuelas por las sedes de principales templos, allí son recibidos por nosotros. Pasaron ya 50 mil chicos, por lo cual crecen con el diálogo incorporado de lo interreligioso. También tenemos seminarios, una columna semanal en La Voz del Interior, dos libros de recopilaciones de artículos, uno de relatos para niños, y campañas de acción social.

-¿Algunas acciones que quieras destacar?
Hemos hecho una acción con miles de tejedoras y cuadraditos de lana para hacer frazadas; hemos trabajado en desastres naturales post inundación o terremoto. También nos han convocado para mediar en situaciones delicadas a nivel social. El Comipaz cobró una dimensión que nos supera a nostotros mismos, como cuando intervenimos en la rebelión policial de hace unos años. En esos días díficiles pudimos llegar a un buen puerto en horas críticas para la provincia.

-¿Cuál es el rol o la función que tenés allí?
Mi función como rabino es representar la comunidad judia, reunirme con los cuatro miembos titulares, y los miembros adherentes de religiones menores. Las decisiones son tomadas por cuatro votos, y siempre tenemos que estar unánimemente de acuerdo. Nos rotamos la presidencia por una cuestión formal cada seis meses para presidirlo institucionalmente, pero es más decorativo.

-¿En qué momento religioso está el país y el mundo?
Hay de todo, por un lado tenés lugares en el mundo con un crecimiento muy fuerte, y en otros es literalmente al revés. En Argentina hay sectores que siguen estando muy conservadores, hemos visto un decrecimiento del mundo católico, y un crecimiento del mundo evangélico. Los desafíos se van renovando, y cuando las religiones dan una respuesta con sentido, de trascendencia, y ayudando al prójimo, van haciendo mella en la gente. Ahora, cuando son vehículos para otras cosas, como el fanatismo o fomentando enfrentamientos, es daniño para la sociedad. Tenemos que estar del lado de aquellas tradiciones religiosas que apostamos a los puentes y no a las grietas; al diálogo, y no a las imposiciones. Y la historia judia demuestra que tenemos experiencias en estos temas.

-¿Cuáles son los objetivos a futuro?
Seguir fortaleciéndose tratando de generar que este modelo se pueda exportar a sitios donde no hay diálogos interreligiosos. Cuando voy a la mezquita es como ir a mi casa. Hemos hecho cenas de shabat en la mezquita y cortes de ayuno en la sinagoga. La integración es la forma más humana y abierta de tomar mensajes de nuestras tradiciones para acercarnos y no distanciarnos.

-¿Cuál es la importancia de fomentar relaciones interrreligiosas?
Que es totalmente benficioso para la humanidad.

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentario
Ver todos los comentarios