Año nuevo judío: un mensaje de hermandad y comunidad

Reflexiones Slider

“Que concluya el año con sus maldiciones y comience el año con su bendiciones”.

Estas son las primeras palabras que dan inicio a los rezos de la festividad de Rosh Hashana, (Cabeza de Año en lengua hebrea), que la comunidad judía celebra esta noche a partir de la salida de la primera estrella.

Shana Tova (Buen Año) y Jatima Tova (Que seas bien inscripto en el libro de la vida) son los saludos que se intercambian con afecto y respeto.

Son aquellos que consagran la vida como bien supremo, que la santifican.

Son augurios que tienen un peso mayor en este tiempo que nos ha tocado vivir a raíz de la pandemia.

En una sociedad que se define como plural e inclusiva, las fechas propias e importantes en el calendario de cada religión lo son para todos los individuos que la integran. Los buenos deseos y el clima profundo de espiritualidad traspasan los limites de una comunidad o congregación, se extienden y son apropiados por todos. Así debe ser.

Según la tradición la festividad evoca el cumpleaños de la humanidad, recuerda el nacimiento/creación del hombre y la mujer. Adán y Eva.

En estos días el llamado a cada persona es un ejercicio profundo de reflexión individual y colectiva, de agradecimiento a Dios por la creación pero por sobre todo a comprender la responsabilidad que tenemos en este mundo, para su perfeccionamiento y cuidado.

Las fechas, enseñan los rabinos y sabios, son frenos que el calendario le impone al hombre para que tenga la oportunidad de verse a sí mismo en su esencia. Que reconozca su misión en este mundo que le ha sido dada, que se abstraiga de lo cotidiano que muchas veces desvía la atención de lo importante, y que pueda mirar a su alrededor dejando que los sentimientos fluyan y rijan las relaciones con sus semejantes y con todo el universo creado.

No hay duda son mensajes poderosos para toda la humanidad y así debemos vivirlos. Que sean una cadena virtuosa.

Que seamos todos inscriptos en el libro de la vida, que seamos como país y sociedad bendecidos.

Shana Tova, Jatima Tova.


Por Claudio Avruj
Director de Optimism

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentario
Ver todos los comentarios